La disfunción sexual masculina es una alteración física y/o de carácter psicológico que impide el correcto desempeño sexual. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la disfunción sexual como “la ausencia, incapacidad o modificación de una o varias fases de la respuesta sexual como son: el deseo, la excitación y el orgasmo”

En Masajes Eróticos ÓSM en Barcelona procuramos combatir el estrés, un enemigo letal para la salud masculina.  Nuestros servicios están creados para proporcionar a nuestros clientes el confort y la tranquilidad necesaria para rescatar su equilibrio interior. Nuestra misión es proporcionar los espacios y terapias que protejan contra las disfunciones sexuales masculinas, particularmente, aquellas producto de la angustia y el estrés continuado.

La realidad

Un estudio sobre prevalencia y caracterización de las disfunciones sexuales masculinas (DSM) en la Universidad Católica de Cuenca (2019) reveló un perfil desalentador. 

En un universo de 114 caballeros la prevalencia de La disfunción sexual masculina es una alteración física y/o de carácter psicológico que impide el correcto desempeño sexual. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la disfunción sexual como “la ausencia, incapacidad o modificación de una o varias fases de la respuesta sexual%

 

Una cifra muy elevada para pasar desapercibida. Sin embargo, la razón por la cual no genera conmoción es porque: 1) el tema es privado y personal y 2) muchos caballeros no están conscientes de los que se considera disfuncional.

Fases de la respuesta sexual

¿Pero cómo saber si soy disfuncional?  Lo primero que debes saber es que en el desempeño sexual masculino están implicadas cuatro fases, que son:

  • La etapa del deseo o de excitación, 
  • Fase de meseta,
  • El orgasmo,
  • Fase de resolución.

Trataremos de explicar que pasa en cada una de estas etapas

Del deseo o de excitación

En el hombre, esta etapa comienza por un estímulo visual, imaginario o de contacto, se aumenta el ritmo respiratorio y cardíaco, produciendo tensión muscular generalizada.  Se genera la erección por afluencia de sangre con engrosamiento del escroto y testículos.

Fase de meseta

La segunda fase es la fase de meseta, es la etapa previa al orgasmo, se mantiene durante un lapso de tiempo, aquí la tensión sexual llega al máximo presentando una erección total, se produce la secreción de líquido preseminal y/o preeyaculatorio por las glándulas de Cowper, que están ubicadas cerca de la próstata.

El orgasmo

La tercera se corresponde con el orgasmo, hay un aumento del ritmo cardiaco, respiratorio y de la presión sanguínea, se producen contracciones de la próstata, vesículas seminales y testículos y se produce la eyaculación, por esta razón el orgasmo suele coincidir con la eyaculación. Sin embargo, la eyaculación no siempre coincide con el orgasmo.

La resolución

La cuarta, de resolución, es un periodo en el cual existe relajación corporal, la sangre abandona el área genital, tiene dos momentos: el primero comprende la finalización de la eyaculación y el segundo momento es el tiempo durante el cual no se vuelve a presentar otro orgasmo.

Las disfunciones sexuales masculinas

Cualquier circunstancia emocional, mental o física que altere el cumplimiento de alguna de las fases señaladas es una disfunción. La OMS ha clasificado las disfunciones sexuales masculinas en tres grandes grupos:

  • Alteraciones del deseo sexual
  • Trastornos de la excitación sexual
  • Los trastornos orgásmicos masculinos

Alteraciones del deseo sexual 

Las alteraciones del deseo sexual son: 

La aversión al sexo: es cuando una persona, aún teniendo deseo sexual pero tiene fovia o abversión al sexo por lo que evita cualquier tipo de contacto erótico.

Deseo sexual hipoactivo: definido como la ausencia, persistente o recurrente,  de fantasías o pensamientos sexuales.

Hipersexualidad: es cuando la persona tiene un nivel de interés por el sexo muy alto, que no puede ser controlado.

En torno a éste tema el estudio arrojó que el 27.9% presentó hiperactividad masculina; el 18.6% indicó tener fobia al contacto sexual y un 9.3% refirió presentar hipoactividad.

Trastornos de la excitación sexual

En lo que respecta a los trastornos de la excitación sexual encontramos la disfunción eréctil que es la incapacidad de mantener una erección suficientemente rígida y duradera para mantener una relación sexual satisfactoria su génesis relaciona múltiples factores como: los psicológicos u orgánicos (neurogénicos, anatómicos, hormonales, vasculares)

El estudio reveló que el 93.5% fueron categorizados con Disfunción Eréctil Leve

Los trastornos orgásmicos masculinos

En los trastornos orgásmicos masculinos se encuentra la eyaculación precoz y la dispareunia. La eyaculación precoz es cuando se eyacula antes de lo deseado, en ocasiones incluso antes de iniciar el acto sexual o previa a la penetración. Puede ser permanente, cuando se presenta desde la primera experiencia  sexual y se mantiene a lo largo de la vida. En ella la eyaculación se da de una forma rápida, a veces incluso antes de la penetración con un tiempo de latencia intravaginal menor de 1 a 2 minutos. Puede ser adquirida. Es éste caso, la primera experiencia sexual resulta exitosa y con el tiempo evoluciona gradualmente a la eyaculación precoz permanente.

La dispareunia masculina, es una disfunción sexual por dolor. Un dolor que se presenta antes,  durante o después del coitoen en los genitales y la estructura pélvica asociado con las relaciones sexuales .

El trastorno orgásmico se presentó en un 30.2% de los encuestados.  De estos, el 48.1% tuvieron un diagnóstico de eyaculador precoz con no buen pronóstico, el 36.2% padece ocasionalmente de eyaculación precoz y un 15.2%, se mostró con eyaculación precoz importante, requiriendo asistencia y terapia sexual.

El 29.1% de participantes refirieron haber presentado dispareunia masculina

Aunque las disfunciones sexuales masculinas pueden ser causadas por múltiples factores orgánicos o psicológicos, es bien sabido que el estrés es un factor corrosivo para la salud sexual. El estrés continuo se acumula y hace mella en el desempeño sexual convirtiéndose en el factor desencadenante de las alteraciones de orden sexual. Generando inestabilidad y  angustia, ocasionando un impacto negativo en el autoestima de los hombres y su masculinidad.

En Masajes Eróticos ÓSM estamos siempre atentas ante la amenaza. Nuestros servicios mantienen tu equilibrio y reactivan tus energías. Disfruta de nuestras estancias y date la oportunidad de encontrarte con el placer del descanso.  Reserva tu cita, !Llamanos Ya¡ al  WhatsApp +34 930 279 391, escribe a nuestro e-mail info@masajeseroticososm.com. También nos visitas en C/ Bertrand i Serra 6, local 1 (puerta de metal verde) C.P. 08022 Barcelona. Será un placer atenderle.

Comments are closed

Pide cita

×

Powered by WhatsApp Chat

×