Existe un tópico que es muy poco explorado en los temas sexuales. Nadie discute sobre la eyaculación. La eyaculación es  un proceso del sistema nervioso autónomo y consta de dos fases principales: la emisión y la expulsión del semen. Donde la emisión es la ṕroducción de los líquidos que componen el semen. Es un proceso natural que puede presentarse durante las relaciones sexuales, a través de la masturbación o mediante poluciones nocturnas. Casi todo el mundo piensa en la eyaculación como una consecuencia propia del orgasmo. Sin embargo, eso es un mito, la relación surge porque suele sucederse durante ese momento. Pero no siempre es así, se puede tener un orgasmo sin eyacular y también se puede eyacular sin tener un orgasmo. En Masajes Eróticos ÓMS en Barcelona tenemos un lugar de confianza, donde sentirse a gusto y con todas las comodidades necesarias. Aquí encontrarás diferentes tipos de masaje para que puedas escoger el que más te guste o sencillamente, probarlos todos!. En pareja, sólo, a cuatro manos, interactivo, con baile erótico o como lo prefieras. En Masajes Eróticos, en Barcelona, la salud y el placer van de la mano.

Alteraciones en la eyaculación

En el campo médico se reconoce la existencia de algunos tipos de eyaculación masculina que pueden ser consideradas atípicas, estas son:

Eyaculación precoz (EP)

La última definición que la Sociedad Internacional de Medicina Sexual adoptó (2007) establece que:

 “la EP es una disfunción sexual caracterizada por una eyaculación en la cual siempre o casi siempre se produce antes o dentro de aproximadamente un minuto después de la penetración vaginal, y la incapacidad para retrasar la eyaculación en todas o casi todas las penetración vaginales.” 

La EP es una disfunción que acarrea trastornos emocionales y estados psicológicos negativos en los hombres.  Entre los que se pueden destacar la  angustia, estrés, ansiedad, frustración y la negativa a tener intimidad sexual.

La eyaculación tardía

Es cuando se amerita un tiempo excesivo para alcanzar la eyaculación, llegando incluso a los límites del agotamiento, generando molestias que afectan la relación.

Aneyaculación

Es la incapacidad para eyacular el semen, la aneyaculación significa “sin eyaculación”. En éstos casos  un hombre puede producir esperma, pero no puede expulsarla durante el coito, aunque tenga una sensación de orgasmo normal. El orgasmo seco es aquel que se produce sin eyaculación. Por otro lado, existen casos de aneyaculación anorgásmica donde el hombre no eyacula ni alcanza el orgasmo. 

Eyaculación retrógrada

La eyaculación retrógrada es cuando se eyacula el semen hacia dentro, al interior de la vejiga, en lugar de hacia fuera, a través del pene.

La eyaculación previene el cáncer

La Escuela de Salud Pública de Boston llevó a cabo un trabajo de investigación con dieciocho años de estudio y una población de 32.000 varones. Sus resultados, publicados en la revista European Urology, consideraron el estudio de la relación entre la eyaculación y el cáncer de próstata. Tras estudiar los hábitos excretores de esperma de los sujetos durante 18 años, se pudo establecer  que:

  • Quienes eyaculan al menos 21 veces al mes tienen menos riesgo de sufrir un cáncer de próstata que aquellos que no alcanzan este número. 
  • Aquellos pacientes que presentaban una mínima vida sexual, presentaban un menor riesgo de sufrir este tipo de cáncer que los que carecían de actividad sexual. 
  • El beneficio es independiente de su modalidad. No importa si se logra en una relación sexual, por masturbación  o por la polución nocturna.
  • Según avanza la edad de los sujetos, la relación entre un mayor número de eyaculaciones y un menor riesgo de sufrir cáncer de próstata es más directa y marcada. De este modo, los hombres de entre 20 y 29 años que eyaculan al menos 21 veces al mes eran un 19% menos propensos a padecer esta dolencia que los que lo hacían menos de siete veces al mes. En cambio, en los hombres de entre 40 y 49 años, el número de posibilidades de padecer cáncer de próstata es 22% más bajo si se alcanza dicho umbral eyaculatorio.

Considerando que  el cáncer  de próstata es la segunda variante de cáncer más común en España entre los hombres. Llegando a afectar a más de 35.126 varones durante el 2020, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica. Estas revelaciones son un gran avance para su prevención.

Las mujeres también eyaculan

Estudios e investigaciones médicas han podido establecer que las mujeres también  eyaculan una mezcla de fosfatasa ácida y antígeno prostático (semen). En un estudio que incluyó a 233 mujeres, resultó que el 14% de las participantes reportaron que eyacularon con todos o la mayoría de los orgasmos. Por otra parte, el 54% manifestó haberlo experimentado al menos una vez.

A todas las mujeres se les practicó pruebas de orina antes y después, encontrando que en la orina de la segunda muestra había semen.

Cuando los investigadores compararon las muestras de orina antes y después del orgasmo, encontraron más fosfatasa ácida en la  última. Concluyeron  entonces que todas las mujeres producen eyaculación, pero no siempre la expulsan. En su lugar, la eyaculación, algunas veces, regresa a la vejiga y se expulsa durante la micción.

La revista Medical News Today (2019)  nos habla sobre el tema y señala que durante el año 2014 se realizó un estudio que involucró a siete mujeres. Todas ellas reportaron experimentar la eyaculación femenina durante las relaciones sexuales. En las pruebas se emplearon imágenes de ultrasonido para confirmar que las vejigas de las participantes estaban vacías. Luego, las mujeres se estimularon a sí mismas hasta eyacular, mientras que los investigadores continuaron monitoreando.

El estudio determinó que todas las mujeres empezaron con una vejiga vacía, que se empezó a llenar durante la excitación. Las tomografías después de la eyaculación revelaron que las vejigas de las participantes estaban vacías nuevamente.

El squirt 

No debemos confundir el squirt con la eyaculación.  El squirt no es la eyaculación femenina. El squirt es una técnica que permite vaciar la vejiga voluntariamente provocando la micción de la orina. La eyaculación no es orina y no se puede controlar. 

Regálate la oportunidad de vivir la experiencia de colocar al límite tus sentidos y déjate sorprender. En Masajes Eróticos ÓMS, en Barcelona, somos especialistas y garantizamos las mejores condiciones de bioseguridad, discreción y profesionalismo de Barcelona. Disfruta y protege tu salud. Contáctanos al teléfono 930 279 391, escribirnos a nuestro WhatsApp al 675 857 009 o a nuestro e-mail info@masajeseroticososm.com. Si prefieres, visitanos C/ Bertrand i Serra 6, local 1 (puerta de metal verde) C.P. 08022 Barcelona.

#

Comments are closed

Pide cita

×

Powered by WhatsApp Chat

×